¿Necesitas ayuda?  918 310 757
Lentillas a domicilio

Compra Lentillas Baratas Online

Envío GRATIS a partir 65€
Garantía devolucion
Envíos 3€
La Historia de las Lentillas (II)

La Historia de las Lentillas (II)

Escrito el 15.07.2011 a la categoría general

Desde los tiempos de Herschel hasta 1887, la cuestión de la corrección de las ametropías mediante dispositivos en contacto directo con la superficie ocular permaneció en suspenso. William White Cooper (1816-1886) sugirió colocar sobre el ojo que había sufrido una grave quemadura una "máscara de vidrio para prevenir el simbléfaron". Fue Edwin Theodor Saemisch (1833-1909) , profesor de la Universidad de Bonn, el primero que hizo uso práctico de las lentes de contacto en 1887. Uno de sus pacientes era ciego de un ojo y tenía un tumor maligno en el párpado del otro ojo. Saemisch propuso la excisión de la parte correspondiente del párpado superior pero en tal caso la córnea quedaba expuesta permanentemente. F. A. Müller, un experto fabricante de ojos artificiales de Wiesbaden, elaboró un cristal protector para aplicarlo sobre el ojo operado y proteger el segmento anterior del globo ocular. El paciente utilizó la lente de contacto con comodidad y conservó la córnea transparente hasta su muerte 21 años después. Saemisch advertía que el objetivo de dicha lente era proteger el ojo, no corregir ametropías. Poco después del caso original de Saemisch, Fick (en la foto) y Müller trabajaron de forma independiente en las lentes de contacto. En 1888, Adolph Eugen Fick (1853-1937), médico de Zurich , obtuvo con yeso moldes de ojos de ratón. Su proyecto era la corrección óptica del astigmatismo corneal irregular, que resultaba muy insatisfactoria por los procedimientos habituales. Para estos casos, Franciscus Cornelis Donders (1818-1889) había recomendado el uso de lentes estenopeicas. Tanto él como su colaborador van Winjngaarden habían utilizado este procedimiento con cierto éxito para la visión de cerca. Para la visión de lejos no resultaban útiles estas lentes, debido a la reducción de campo visual, que prácticamente incapacitaba para la deambulación (1887). Fick sostenía que lo que se necesitaba era sustituir la superficie irregular de la córnea por otra que fuese regular y adaptable a ella. Para la confirmación de este criterio fue muy importante la aportación, en 1881, del oftalmómetro-queratómetro por Emile Javal (1839-1907) , ya que este aparato permitió poner de manifiesto las irregularidades de la superficie corneal e incluso obtener ciertas medidas muy valiosas para los diseños lenticulares. Como ya hemos mencionado, Fick elaboró con yeso moldes de ojos de ratón. A partir de los moldes construyó cristales en forma de casquetes y los aplicó sobre los ojos de los ratones utilizando un medio interpuesto del mismo índice de refracción que la córnea y que, inicialmente, consistió en una solución de dextrosa al 2%. Cuando consideró que la experiencia había alcanzado un grado suficiente de madurez y destreza, Fick realizó moldes a partir de ojos de cadáver. El profesor Gaule, en cuyo instituto trabajaba Fick, le colocó al mismo Fick una de las lentes en su ojo izquierdo sin que le originase muchas molestias durante un período de dos horas. Fick, que acuñó el término «lentes de contacto», comprobó que éstas no reducían el campo de visión y eran, por tanto, mucho más eficaces que las lentes estenopeicas, por lo que llegó al convencimiento de que esta técnica tendría aplicación en la clínica oftalmológica. Para fabricar sus lentes, Fick estableció un intercambio informativo con Ernest Abbe (1840-1905) , colaborador y asociado de Carl Zeiss (1816-1888) quien trabajaba en la Universidad de Jena. La base de la copa diseñada para la córnea debía tener 7 mm de diámetro y una curvatura corneal de un radio de 8 mm; la anchura del apoyo escleral era de 3 mm y el radio de curvatura, 15 mm. El peso de la lente era de 0’5 gramos. Abbe solicitó la colaboración de Moritz von Rohr para calcular las características y dimensiones métricas y ópticas de las lentes. Como ya hemos mencionado, Fick confiaba en que estas lentes, aplicadas sobre la córnea, pudiesen corregir el astigmatismo irregular derivado de un queratocono. Resultó que las lentes Zeiss no entraban en contacto con la córnea, como se proyectó y diseñó originalmente, y en cambio traumatizaban el segmento anterior del globo ocular provocando erosiones sumamente dolorosas. Las pruebas no resultaron satisfactorias. Fick hizo varias observaciones en los ojos en los que se habían aplicado las lentes de contacto, tales como enturbiamiento de la córnea, irritación conjuntival e intolerancia. No sólo utilizó diferentes líquidos para mejorar la tolerancia, sino que concibió la idea de utilizarlos para corregir las ametropías, aunque se mostró sumamente escrupuloso en cuanto al uso de las lentes de contacto para corregir ametropías que no fuesen irregulares. También intuyó que las lágrimas eran una posible fuente de nutrición corneal y que las gruesas lentes de contacto impedían la adecuada relación de las lágrimas con la córnea. Este mecanismo no fue dilucidado hasta 1952 por Smelser y Ozanics. Fick también dio instrucciones muy precisas tanto para la adaptación como para la extracción de la lente de contacto. Se trata de las primeras normas para el uso de las lentes descritas con suficiente minuciosidad. Concibió la utilización de las lentes de contacto con fines cosméticos y propuso el diseño de lentes provistas de un dibujo que simulara el segmento anterior del globo ocular, para adaptarlas en los casos de leucomas densos, queratopatías, etc. Por su parte, Jean Baptiste Eugene Kalt (1861-1941) , de París, desarrolló hacia 1888 unas pequeñas lentes sin banda escleral, consideradas las primeras lentes corneales. Los ensayos de Kalt tuvieron una difusión que quedó limitada a una carta de presentación de Photinos Panas (1832-1903) en la Academia de Medicina de París. Este modelo fue usado para el queratocono con la pretensión de presionar sobre el ápex corneal y remodelar la curvatura de la córnea, aproximándola a las medidas normales. A tal objetivo se unía el de la corrección dióptrica de la ametropía y la reducción del astigmatismo irregular. No se utilizaba ningún líquido interpuesto, salvo las lágrimas. Desgraciadamente, las experiencias tampoco fueron satisfactorias en este caso. Podemos comprobar cómo se habían diseñado ya las dos clases de lentes de contacto: las provistas de banda escleral, conocidas actualmente como lentes de contacto esclerales, y las que carecen de ella o lentes de contacto corneales.

Todas las imágenes

Hablemos por Whatsapp

Si deseas ponerte en contacto con nosotros mediante WhatsApp, agrega a tus contactos el teléfono
661 597 067
y estaremos encantados de atenderte en nuestro horario comercial.


Acceso clientes.

Para acceder a tu zona de cliente, necesitamos que introduzcas tu nombre de usuario y contraseña, para poder ver tus datos.


Campo obligatorio
Campo obligatorio He olvidado mi contraseña

Error al validarse

Vuelve a introducir tus datos de acceso.


Acceso clientes.

Antes de repetir el pedido, necesitamos que introduzcas tu nombre de usuario y contraseña, para poder acceder a tus datos.


Campo obligatorio
Campo obligatorio He olvidado mi contraseña

Error al validarse

Vuelve a introducir tus datos de acceso.


¿Dudas? 661 597 067

¿Dudas? 661 597 067

WhatsApp / Llamadas Lun-Vie de 9:30h. a 19:30h.

O bien envia un mail a info@lentillasadomicilio.com

Este sitio Web utiliza cookies para
mejorar nuestros servicios.
Utilitzamos cookies de terceros que
captan información de la activitat
del usuario en la web. Más información

CONTINUAR