¿Necesitas ayuda?  918 310 757
Lentillas a domicilio

Compra Lentillas Baratas Online

Envío GRATIS a partir 65€
Garantía devolucion
Envíos 3€
Razones para realizar un estudio visual integral

Razones para hacer un estudio visual integral

Escrito el 28.02.2018 a la categoría general

Un estudio integral de la vista es un procedimiento totalmente indoloro en el cual un oculista u oftalmólogo realiza una revisión exhaustiva de nuestra vista para confirmar que no sufrimos ninguna anomalía, o bien para realizar un diagnóstico certero de una patología o problema de visión.

¿Por qué es importante realizar un estudio visual integral de manera periódica?

Porque es la mejor manera de prevenir o detectar en una fase temprana cualquier enfermedad que pueda afectar a nuestra visión. En muchos casos, un examen completo de los ojos puede ser la única manera de diagnosticar a tiempo una enfermedad o, incluso, una ceguera. Se recomienda que se realice esta revisión optométrica como mínimo cada dos años.

Las pruebas que te realizarán durante el estudio

En primer lugar te realizarán una serie de pruebas de detección mediante un examen optométrico detallado, para determinar las características de tu visión (antecedentes familiares, refracción, curvatura, agudeza visual, etc).

  • La primera prueba consiste en una anamnesis, que no es otra cosa que la recolección de datos mediante preguntas específicas sobre tus antecedentes familiares y tus necesidades para poderte ofrecer la mejor solución adaptándose a tu caso específico.

  • A continuación te harán la prueba del biomicroscopio (la máquina en la que aparece la famosa imagen del globo aerostático de colores en el horizonte), posiblemente el aparato más importante de la consulta de un oftalmólogo junto con la tabla de Snellen. Esta prueba consiste en observar el polo anterior del ojo, donde comprobarán los reflejos pupilares y la superficie corneal. Durante esta prueba se obtienen también los resultados del examen de campo visual o campimetría, una prueba que mide la visión lateral o periférica y consiste en que el paciente enfoque uno o los dos ojos en un punto fijo e indique cuando percibe, por ejemplo, un punto luminoso o un objeto puesto delante de él. Tras comparar con los valores indicativos de personas sanas, el oculista valorará si tu campo visual es normal o está restringido.

  • Luego, con el queratómetro/refractómetro el oculista u oftalmólogo conseguirá una aproximación a la refracción y a la curvatura de tu córnea, medidas esenciales y necesarias para conseguir una buena adaptación en caso de que quieras utilizar lentes de contacto.

  • A continuación te sentarán en una butaca y te realizarán la prueba de agudeza visual, que consiste en medir si tienes el 100% de visión y valorar si hay defectos refractivos como la miopía, hipermetropía, astigmatismo o presbicia. En esta prueba se utiliza un optotipo, una tabla con la que se mide la vista a diferentes distancias. Normalmente se utiliza la tabla de Snellen (la típica con letras de diferentes tamaños) o una tarjeta estandarizada colocada a una distancia de 6 metros. Se emplean tablas especiales cuando el examen se hace a distancias menores. Algunas tablas de Snellen son monitores de vídeo que muestran letras o dibujos, que van muy bien para valorar la visión de niños o personas que no saben leer.

  • Sin moverte de la butaca te realizarán la prueba de la binocularidad, un prueba importante para ver si los dos ojos trabajan conjuntamente y para comprobar si tienes una visión en 3D. Para ello situarán enfrente de cada ojo una estructura metálica a modo de montura y evaluarán individualmente la visión de cada ojo.

En el caso de los niños, realizan además unas pruebas adicionales para determinar los movimientos de los ojos, la velocidad lectora, la discriminación cromática, la acomodación y la estereopsis (visión en 3D). Es importante hacer este tipo de pruebas sobre todo en niños que presentan dificultades de aprendizaje.

A continuación, en algunas ópticas, te realizarán una serie de pruebas de prevención, para detectar prematuramente posibles enfermedades oculares relacionadas con la presión intraocular o la retina, como son el glaucoma o la pérdida de visión central.

  • Para medir la presión intraocular utilizarán un tonómetro, un aparato que mide la presión del interior del ojo. Si tienes la presión intraocular alta, existen más posibilidades de sufrir un glaucoma y será necesario que te vea tu oftalmólogo. El glaucoma es una enfermedad que se tiene que tratar y comporta, de manera indolora, una reducción irreversible del campo de visión.

  • Además, en algunas ópticas, como las que participan en el programa OptRetina, te realizarán una retinografía, que consiste en un examen del fondo del ojo con dilatación de las pupilas. En primer lugar, el oftalmólogo te pondrá unas gotas en los ojos para dilatarte o agrandarte las pupilas y, a continuación, mirará a través de una lente de aumento especial para examinar tu ojo y buscar señales de posibles patologías o daños en la retina. Con los resultados podrán detectar a tiempo una degeneración macular (enfermedad asociada a la edad que conlleva una pérdida de visión central) o una retinopatía diabética. Si eres diabético será necesario hacerse una revisión anual, puesto que la retina podría resultar afectada por la enfermedad.

Todas estas pruebas apenas revisten molestias para el paciente y además son bastante rápidas, aunque el efecto de las gotas de dilatación de las pupilas probablemente hará que tu visión sea borrosa (especialmente en las distancias cercanas) durante algunas horas.

Una vez realizadas todas las pruebas el oculista te asesorará sobre cuál es la mejor solución en tu caso y te ofrecerá algunos de los productos disponibles en la óptica, como pueden ser el uso de gafas, la opción de utilizar lentes de contacto (que te adaptarán mediante un topógrafo), la realización de una terapia visual (especialmente indicada para niños con dificultades de aprendizaje) o aparatos para aquellas personas que tengan menos de un 30% de visión, como pueden ser las lupas para leer o los telescopios para ver la televisión.

 

Imagen del post cedida por Freepik

Todas las imágenes

Tags de la noticia

Hablemos por Whatsapp

Si deseas ponerte en contacto con nosotros mediante WhatsApp, agrega a tus contactos el teléfono
661 597 067
y estaremos encantados de atenderte en nuestro horario comercial.


Acceso clientes.

Para acceder a tu zona de cliente, necesitamos que introduzcas tu nombre de usuario y contraseña, para poder ver tus datos.


Campo obligatorio
Campo obligatorio He olvidado mi contraseña

Error al validarse

Vuelve a introducir tus datos de acceso.


Acceso clientes.

Antes de repetir el pedido, necesitamos que introduzcas tu nombre de usuario y contraseña, para poder acceder a tus datos.


Campo obligatorio
Campo obligatorio He olvidado mi contraseña

Error al validarse

Vuelve a introducir tus datos de acceso.


¿Dudas? 661 597 067

¿Dudas? 661 597 067

WhatsApp / Llamadas Lun-Vie de 9:30h. a 19:30h.

O bien envia un mail a info@lentillasadomicilio.com

Este sitio Web utiliza cookies para
mejorar nuestros servicios.
Utilitzamos cookies de terceros que
captan información de la activitat
del usuario en la web. Más información

CONTINUAR